Capítulo 6

SEC. 8.- CALLE OFICINA DE EMPLEO / EXT. / DÍA

Es invierno, hace frío y está lloviendo. En los locales de los edificios colindantes, donde está ubicada la oficina de empleo, hay una charcutería y una tienda de telas.

En la calle hay más trafico que de costumbre.

En el interior de la Oficina de empleo hay tanta gente, que la cola se extiende a lo largo de la calle.

David es uno más de las personas que está esperando para ver si encuentran empleo. Se tapa con su paraguas como puede. Todos sujetan sus paraguas, y van bastante abrigados. Alguno no lo lleva, y se tapa con la capucha de su chubasquero.

Alguna persona sale de la charcutería con la bolsa de la compra recién hecha. La gente que está en la cola le deja pasar. 

SEC. 9.- CALLE OFICINA DE EMPLEO / EXT. / DÍA

Es primavera y hace un día soleado. La calle está adornada con macetas llenas de flores.

La tienda de telas, ha cambiado el escaparate, y ha colocado  telas de colores.

David está en la cola de la oficina de empleo que se extiende a lo largo de la calle. Hay más gente que en invierno.

Alguna persona lleva un ramo de rosas. Otras dos personas van trajeadas de forma impecable. Alguna mujer espera con el cochecito del niño. Otra mujer con el carrito de la compra. Una persona muy mayor también espera en la cola, igual que una monja, que se ha despistado.

SEC. 10.- CALLE OFICINA DE EMPLEO / EXT. / DÍA

Es verano y hace un sol abrasador. Un empleado de la limpieza está regando las calles. Un señor está vendiendo con su carrito de helados.

La charcutería y la tienda de telas están cerradas por vacaciones.

David está en la cola de la oficina de empleo que se extiende a lo largo de la calle. Hay menos gente de lo habitual. Todas las personas están en bañador, con sombrillas, sillas de camping, abanicos y comiendo helados.

SEC. 11.- CALLE OFICINA DE EMPLEO / EXT. / DÍA

Las hojas caen y el viento sopla ligeramente.

La charcutería está abierta pero la tienda de telas ha puesto un cartel de “se traspasa”.

David está en la cola de la oficina de empleo que se extiende a lo largo de la calle. Hay mucha gente, más que nunca. Todas las personas están cabizbajas. Un mimo está en el centro de la calle representando a Charlot, quieto, sin moverse. Un grupo de mineros espera fumando unos habanos. Hay bastante gente joven.

El charcutero sale un momento de la carnicería, con un enorme jamón al hombro. La gente que está en la cola se aparta para dejarle pasar.

Un joven en silla de ruedas, llamado Pepe, aunque más conocido como “El Pechis” porque siempre está contando chistes, va por la calle con un grupo de amigos. Es un tipo simpático, irónico y algo excéntrico, que se ríe absolutamente de todo, empezando por sí mismo. Cuando llega a la altura de David, se detiene y se le acerca:

EL PECHIS

Hola, Astronauta..¿no sabes quien soy?

DAVID

(Le mira detenidamente)

Tu cara me suena,…pero no caigo.

EL PECHIS

¡Soy Pepe!, Nos conocimos hace unos años en el centro de rehabilitación, en Madrid…

DAVID

(De repente se acuerda)

Anda, pero si eres “El Pechis”, …el que contaba los chistes más malos del mundo, .. pero … ¿cuánto has cambiado? …¡menuda barba te has dejado…!

EL PECHIS

Sí, es para asustar a los niños, pero seguro que me has reconocido por mi caballo…

El Pechis acaricia la silla de ruedas, como si fuera realmente su caballo. David se da cuenta, y sonríe.

DAVID

Sí, la verdad que ayuda un poquito,  porque yo tampoco he sacado la escafandra..

EL PECHIS

(Se saludan con la mano)

¿Y qué haces en esta cola?

DAVID

El idiota, estoy buscando trabajo.

El Pechis, coge la mochila que lleva colgando en su silla, y busca algo en su interior…

EL PECHIS

…Espera… te voy a dar una tarjeta de unos colegas que se lo curran muy bien y te van a ayudar a encontrar trabajo.

DAVID

¿Tú estás trabajando?

EL PECHIS

Sí, me pagan por decir payasadas.

DAVID

Que suerte, por lo menos haces lo que te gusta.